¿Qué ves aquí?

image

a) Un vaso medio lleno

b) Un vaso medio vacío

c) Una foto artística de un vaso

d) Un haz de luz que ilumina un vaso

e) Agua para calmar la sed

f) Una combinación de blanco y negro

g) Al fotógrafo que no aparece en escena

h) Depende de como me sienta

i) Todas las anteriores

j) Ninguna de las anteriores

k) Puras respuestas obvias

l) Una pregunta sin sentido

m) Un nuevo amanecer

n) Un viejo atardecer

ñ) Alguien solitario

o) La familia se fue de paseo

p) Un momento

q) Toda una vida

r) Sol

s) Oscuridad

t) Claro oscuros

u) Un trago amargo

v) Un sorbo refrescante

w) Yo tengo otra respuesta

x) Un mar de percepciones

y) Una pregunta, una foto y 26 respuestas

z) Una pregunta que no me interesa responder

Elije la respuesta que te plazca, todas pueden ser válidas. Lo que quería destacar a través de este ejercicio, es algo muy simple: que sin una pregunta, no hay respuestas o en todo caso, no hay respuesta que valga.

Y me provocó escribir de esto, porque creo que en el futuro cercano será cada vez más importante  dominar el arte de las preguntas, como factor de diferenciación y competitividad, que la misma capacidad de encontrar las respuestas, que gracias a la tecnología, hoy abundan. La capacidad de aprender, apuesto, será más importante que lo aprendido.

En este sentido, me parece que el sistema educativo debe contribuir más, aún con el riesgo de renunciar a muchas de sus respuestas aprendidas, varias ya obsoletas. Se me ocurre que en el futuro, los centros de enseñanza deberían ser más “entrenadores en preguntas”, que “cúmulo de respuestas”.

Así, en un futuro cercano, tal vez dejemos de escuchar preguntas y respuestas absurdas, como el “¿cómo se siente?” de un periodista a una persona grave, o la típica “no sé, pero así me dijo mi jefe que lo haga”.

Creo que es tiempo de prestar más atención al arte de preguntar y generar preguntas, tanto o más que al arte de dar respuestas. Me parece que esto también podría ayudar a elevar la efectividad de los call center, la notoriedad de las marcas en las redes o la atención en el punto de venta, si hablamos de marketing.

Mientras tanto, podemos “tener suerte” en Google, veremos “¿qué está pasando?” en Twitter o sabremos “¿qué estás pensando?” en Facebook. Y es que estas grandes empresas ya han logrado entender, dominar y monetizar el arte de las preguntas.¿Será por eso que son los líderes en esta era digital?

No es fácil. Pero pregunta y aprende. A mi me está dando muy buenos resultados ya que tengo la suerte de tener un profesor al lado  las 24 horas del día. ¿Quieres saber quién es? Mi adorable hijo de 4 años.

Buenas vibras :)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 

miguelhiga7 Search

Acerca del autor

Acerca del blog

Un espacio dedicado a la exploración de la web, tecnología, publicidad, marketing, socialmedia, aprendizaje y el futuro.

Gracias hijo :)

Miguel Higa 7 Copyright © 2009 Community is Designed by Bie